Tour por Italia

Tivoli - Rocca
Tivoli - Rocca
Tivoli strada del centro storico medievale
Tivoli - Centro
Tivoli Villa D'Este
Tivoli - Villa D'Este
Tivoli interno di Villa Adriana statua
Tivoli - Villa Adriana
Tivoli Villa Adriana gli scavi archeologici
Villa Adriana - rovine
Tivoli

El tour de Tivoli ofrecido por Roma NCC, limusina service, dura al menos 4 horas con un máximo de 8 pasajeros. El precio por las 4 horas es de 200 €,  y de 35 € por cada  hora adicional.

Tivoli, es una antigua ciudad latina, llamada por Virgilio con el nombre tibur, que se jacta de ser  más antigua que roma (1.215 a.c.) 
Entre los grandes monumentos para visitar, Roma NCC,  los llevará: 

Villa AdrianaVilla adriana es la residencia imperial hecha construir por el emperador adriano entre el 118 y el 138. Con un perímetro de 3 km, la villa ocupó un área de almenos 120 hectáreas. 
Desde el 1999 villa adriana forma parte de los monumentos del patrimonio de la humanidad de la Unesco. A. Partir del 500, Villa Adriana,  es objeto de innumerables excavaciones con el objetivo del descubrimiento de tesoros, sobre todo estatuas y mosaicos. 

Villa d’Este es una obra maestra del renacimiento italiano y figura en la lista del patrimonio de la humanidad de la Unesco.  La villa fue construida por el cardenal  hipólito ii d’ este, hijo de lucrezia borgia e inaugurada en el 1572, con la visita del Papa Gregorio XIII. En la villa es posible visitar el apartamento viejo, el noble, la fuente de venus, el claustro, el jardín, los muchas fuentes y la gruta de Diana.
Villa d'Este, Tivoli, (Rome) - Italy - Official Site


La Villa Gregoriana
, nota sobre todo por hospedar la gran catarata, es un particular ejemplo de jardín romántico, tanto por su conformación como por el periodo  en que fue construida. 
La villa se encuentra hubicada  en un valle  escarpado, denominada antiguamente, valle del infierno, cavado a los pies de la antigua acrópolis de Tivoli, en el lugar en que el río aniene, entra en la campaña romana. La villa, como hoy la conocemos nace de la necesidad de defender la ciudad de tivoli de los desbordes  del aniene, y de la voluntad y gusto del Papa Gregorio XVI, del que la villa toma el nombre.